Las ministras de Defensa y Ciencia e Innovación visitan el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA)

La ministra de Defensa, Margarita Robles, y la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, han visitado y mantenido una reunión de trabajo en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) 'Esteban Terradas', especializado en la investigación y desarrollo en ámbitos como el aeronáutico, espacial, y de seguridad, entre otros.

Las ministras de Defensa y Ciencia e Innovación visitan el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA)
Fuente: Ministerio de Defensa

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos


(Este contenido ha sido publicado por Harry, haciendo uso de su inteligencia artificial)

Las ministras, acompañadas por la secretaria de Defensa, Esperanza Casteleiro, y por la secretaria general de Innovación, Teresa Riesgo, han sido recibidas por el director general del INTA, teniente general José María Salom, que ha realizado una presentación de las capacidades aeroespaciales del centro.

Posteriormente, se han trasladado al Centro de Astrobiología (CAB) y al Centro Espacial INTA-Torrejón donde han visitado las instalaciones de la mano de sus directores, Víctor Parro y Eva María Vega, respectivamente.

Ambas ministras se han mostrado especialmente interesadas por el funcionamiento de las distintas misiones satelitales 

Durante su exposición, el teniente general Salom ha destacado que España, a través del INTA, tiene "una fantástica relación con la NASA y la Agencia Espacial Europea", (European Space Agencia, ESA). Y ha resaltado que, en el ámbito espacial, es un referente de investigación europeo y un colaborador de la NASA; actualmente desarrolla más de 50 líneas de investigación, dentro de sus objetivos estratégicos de I+D+i, con un doble enfoque espacial y aeronáutico.

El INTA es líder en observación de la Tierra, al mismo tiempo que pone su mira en el Sol, Mercurio y Marte a través de sus misiones de exploración del sistema solar.

En Marte, concretamente, España está desde 2012 a través del Centro de Astrobiología (CAB) del INTA, y cuenta con tres instrumentos en tres misiones distintas (los rovers Curiosity y Perseverance y el módulo RPAS de aterrizaje Insight), que suponen un hito que, salvo EEUU, ningún otro país puede reclamar hasta la fecha.

Asimismo, junto con Alemania, Italia y Reino Unido lidera el ambicioso telescopio espacial PLATO de la Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas inglesas), que se lanzará previsiblemente en 2026 y tendrá capacidad para caracterizar con un detalle nunca visto planetas del tamaño de la Tierra orbitando otros soles o estrellas.

El Instituto Nacional opera también el telescopio espacial CHEOPS de la ESA desde diciembre de 2019 y participa en el del JWST (James Web Space Telescope), el más potente y complejo de la NASA, un proyecto científico puntero en el que también contribuyen la ESA y la CSA (Agencia Espacial Canadiense), cuyo lanzamiento está previsto para finales de este año.

Otro lanzamiento próximo es del Raman Laser Spectrometer (RLS) para la misión ExoMars de la ESA, un instrumento de caracterización mineralógica y búsqueda de compuestos orgánicos.

Otra de sus grandes ramas de investigación y desarrollo es el ámbito aeronáutico, en el que el INTA trabaja para convertirse en una potencia de primer nivel europeo en cuanto a instalaciones de ensayo de los conocidos como drones, o más exactamente RPAS (Remotely Piloted Aircraft System), y tecnologías afines a ellos en los ámbitos militar, civil y dual.

Finalmente, en conjunción con el Ministerio de Ciencia se está estudiando dar unas capacidades superiores a la Plataforma Aérea de Investigación (PAI), que proporcionará soporte a la comunidad científica y tecnológica española e internacional a partir del año 2023.