El grupo de trabajo para la gestión del patrimonio minero vuelve a la actividad

El organismo servirá para consensuar las propuestas de las administraciones, entidades, colegios profesionales y asociaciones que lo integran

El grupo de trabajo para la gestión del patrimonio minero vuelve a la actividad
 Fuente: Principado de Asturias

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos


La Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo ha retomado hoy la actividad del grupo de trabajo de patrimonio industrial minero, constituido en 2016 para gestionar todo lo relacionado con este campo, en coordinación con los agentes implicados en su protección y difusión.

La consejera Berta Piñán ha presidido la reunión telemática, en la que han participado representantes del Gobierno de Asturias, la Federación Asturiana de Concejos (FACC), la empresa Hunosa, el sindicato SOMA-FITAG-UGT, la Universidad de Oviedo, el Centro de Desarrollo y Cooperación Territorial (Cecodet) y el Colegio de Arquitectos.

El organismo tiene entre sus objetivos prioritarios coordinar los intereses de preservación y conservación de los elementos de patrimonio cultural, con el uso adecuado y el beneficio para el entorno, de manera que se asegure su integración y sostenibilidad.

Desde su constitución, el grupo se ha marcado diferentes propósitos para establecer una visión ampliamente compartida sobre el patrimonio industrial y minero, con el fin de poder encarar con garantías todo lo relativo a este valor patrimonial, desde los trabajos de actualización del inventariado hasta la incorporación de las iniciativas que se aporten a estrategias turísticas.

Las competencias del departamento que dirige Piñán, fundamentalmente en lo que se refiere a la gestión del patrimonio cultural y el turismo, han propiciado que el grupo de trabajo aborde con mayor eficacia y conocimiento las materias relacionadas con su protección y su difusión.

En el ámbito del patrimonio industrial, la recuperación, puesta en valor y conservación de numerosos bienes culturales está íntimamente ligada a su conversión en elementos de atracción y dinamización turística, ya sean museos, ecomuseos o centros de interpretación.

De este modo, el hecho de que el turismo y la cultura estén integrados en un mismo departamento facilita la coordinación y genera iniciativas que contribuyan a hacer viable una conservación adecuada de los diferentes testimonios del legado industrial asturiano.

Así, el Principado ya ha incluido el patrimonio industrial en su planificación turística estratégica, concretamente en el Programa de turismo sostenible Asturias 2020, donde aparece esta variante como uno de los nueve productos estratégicos con entidad propia definidos en el plan.