Detenidos cinco presuntos yihadistas en Madrid y Barcelona

El grupo estaría liderado por un individuo que ya fue detenido en Turquía en 2016

Detenidos cinco presuntos yihadistas en Madrid y Barcelona
Imágenes de la intervención policial

Tiempo estimado de lectura: 3 minutos


La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas en Barcelona y una en Madrid acusadas de pertenencia a organización terrorista y autoadoctrinamiento. El grupo, según el Ministerio del Interior, estaría liderado por un individuo al que denominan "Sheikh" (Jeque), quien ya fue detenido en Turquía en 2016 cuando intentaba entrar en zona de conflicto para unirse a la organización terrorista DAESH.

Los agentes especializados en la lucha contra el terrorismo detectaron que uno de los integrantes del grupo estaría realizando gestiones para la adquisición de un fusil kalashnikov, por lo que se decidió llevar a cabo la operación. En los registros realizados se han localizado, entre otras cosas, varios machetes además de unos setenta cartuchos.

La investigación comenzó las pasadas navidades, cuando los agentes detectaron la entrada en España de un presunto miembro de DAESH. Tras varias gestiones, fue arrestado el pasado mes de enero junto con dos acólitos en Barcelona.

Durante esa primera fase de la Operación "ARBAC", los investigadores comprobaron que los arrestados contaban con la ayuda de un sujeto (Sheikh) que, desde Argelia, coordinaba las medidas de seguridad de los recién llegados a España para no ser detectados por los Servicios de Seguridad .

Una vez explotada la primera parte de la operación, los agentes no cesaron las gestiones entorno a esa persona y, a finales de marzo de 2021, detectaron su entrada en nuestro país. Además, constataron que el líder del grupo detenido se instalaba en Barcelona, tal y como habían hecho sus predecesores. En ese momento se inició una investigación sobre el mismo que propició su identificación.

Rodeado de jóvenes delincuentes

El control de su actividad en la capital catalana reveló que se había rodeado de un grupo de jóvenes delincuentes argelinos que se dedicaban de manera organizada al robo de turistas. Desde su llegada se comprobó que varios de ellos mostraban altos signos de radicalización.

Durante la explotación de este operativo se ha procedido al registro de tres domicilios y una celda en una prisión catalana. En el domicilio del líder de la célula se hallaron tres machetes (de 60, 57 y 51 centímetros) y unos setenta cartuchos.