¿Debemos temer a las criptomonedas?

¿Debemos temer a las criptomonedas?

Tiempo estimado de lectura: 11 minutos


Esta mesa redonda pertenece a la sección 4 de C1b3rWall Academy 2021, "Debatiendo sobre las criptomonedas".

Moderador y participantes

El encuentro está moderado por Casimiro Nevado Santano, inspector de Policía Nacional y coordinador del proyecto C1b3rWall

Respecto a los participantes de la mesa redonda:

  • José Manuel Marqués Sevillano es jefe de la División de Innovación Financiera en el Banco de España. Sus principales responsabilidades incluyen analizar los principales cambios en el sistema financiero y sus implicaciones para las autoridades económicas y financieras: Big Tech, Fintech, Crypto tokens, CBDC, uso de Machine Learning e Inteligencia Artificial en servicios financieros, DLT y Blockchain o la incorporación de factores ESG en el sector financiero. Se incorporó al Banco de España en 1996 y ha ocupado distintos puestos en el Servicio de Estudios y en Asuntos Internacionales incluyendo la responsabilidad de la División de Mercados Financieros Internacionales. Ha escrito varios artículos sobre mercados financieros, estabilidad financiera, análisis macro-financiero, valoración de activos o finanzas sostenibles. Ha participado en el Grupo de estudio del G20 sobre finanzas sostenibles y representa al Banco de España en el secretariado del Grupo de Trabajo de alto nivel en CBDC, en el Foro de Innovación Financiera del Eurosistema, en el Foro de Fintech de CEMLA y en el Foro Europeo de Facilitadores de Innovación. Es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Zaragoza y tiene un MsC en Economía por la Universidad Pompeu Fabra.
  • Alfonso Ayuso Calle es Ingeniero Aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y Máster en Administración de Empresas por el Instituto de Empresa. Asimismo, está certificado como coach en Organizaciones Exponenciales por OpenExo y en Buen Gobierno Corporativo por el IC-A. Lleva desarrollando su actividad docente en innovación y mercados financieros desde 2004 en distintos centros de prestigio, como el propio ICADE o el IEB. Tiene una extensa trayectoria profesional en servicios financieros en las áreas de innovación, banca privada, mercados de capitales o regulación, habiendo trabajado en entidades como Banco Santander o Banco Sabadell en múltiples posiciones directivas. En la actualidad actúa como Senior Advisor en innovación y nuevos modelos de negocio financieros.
  • Vanessa Jiménez Serranía es profesora contratada doctora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y abogada. Ha realizado varios másteres en Estados Unidos y Francia y fue Premio Extraordinario de Doctorado 2017 y Premio José Manuel Gómez Pérez a la Excelencia Académica en 2018. En los últimos años ha trabajado en varios despachos internacionales, centrando su práctica jurídica en el derecho de la competencia, propiedad intelectual e industrial, derecho bancario y nuevas tecnologías. En la actualidad colabora en numerosos cursos de especialización en universidades europeas y latinoamericanas (FernUniversität de Hagen -Alemania-, Université de Paris-Saclay -Francia-, Universidad de los Andes y Universidad Javeriana -Colombia-, Universidad Mayor de San Andrés -Bolivia-) y es miembro de varios grupos de expertos internacionales (LIDC, ALAI, Henri Capitant, Observatorio Europeo de Blockchain, etc.).
  • Javier Pastor Moreno es licenciado en Marketing y Gestión comercial, ha trabajado en Comercio Internacional en China durante tres años, ayudando en la búsqueda de socios locales para el comercio de importación y exportación. Fue Account Manager en Londres con Avolites, un fabricante de controladores DMX y Dimmers. Su cargo consistía en consolidar y ayudar a expandir y desarrollar el negocio en LATAM, España, Portugal e Italia.  Se unió al proyecto de Bit2me en 2018 en plena expansión del sector de las criptomonedas y bitcoin para divulgar, dar a conocer esta tecnología y facilitar su adopción. Desde entonces se encuentra liderando el departamento comercial y de formación.

¿Qué nos tienen que ofrecer las criptomonedas? Partes positivas y negativas

Para Javier Pastor, las criptomonedas y bitcoin suponen un paso más en la evolución del dinero que va a traer mucha inclusión financiera y oportunidades para ciudadanos de distintos países para utilizar una tecnología accesible. "No creo que tengamos que tener miedo, hay que ver qué ventajas ofrecen y tratar de incorporarlas para que los ciudadanos se vean beneficiados". 

Vanessa Jiménez argumenta que todavía queda mucho tiempo para que los bancos desaparezcan, aunque sí van a perder relevancia y tendrán que adaptarse. "Hay veces que se tiene la impresión de que el sistema financiero actual es el demonio y las criptomonedas nos van a salvar la vida, pero hay que tener más moderación, estos activos también tienen su parte negativa". 

Según Alfonso Ayuso, se trata de un entorno basado en la confianza donde es necesario que el público general sienta que la nueva tecnología es fiable y segura. "La prohibición de las criptomonedas en países como China tiene que ver con temas de privacidad y con que sea algo opaco para las autoridades, que es algo que les incomoda tremendamente". 

José Manuel Marqués considera que es importante revisar si la actual infraestructura de los bancos es la adecuada para convivir con lo que viene. Apunta que lo que diferencia a las criptomonedas del dinero digital de banca central pasa por puntos como el emisor, ya que en el caso del dinero digital responde el banco ante él, pero con la criptomoneda no queda claro quién responde, se emite y se basa en la confianza. 

"Creo que hay que resaltar que la transparencia con las criptomonedas es absoluta, porque puedes acudir en cualquier momento a la cadena de bloques y ver las transacciones que se están produciendo en tiempo real", afirma Javier. 

Para Vanessa, la parte más negativa reside en parte del uso que se hace de la tecnología. "Pienso que hace falta formación, dar una educación financiera. Muchas veces no se entiende lo que es la criptomoneda en sí". 

Al hablar de bitcoin, Alfonso prefiere usar el término "criptoactivo", ya que opina que bitcoin solo cumple uno de los tres requisitos que necesita para ser considerado moneda. "Solo cumple con el almacenamiento de valor, pero ni es un medio de pago de uso extendido ni es una unidad de cuenta de uso generalizado; llamarlo moneda me parece un poco arriesgado". Alfonso cree que la batalla está entre las stablecoins privadas y las divisas de banco central, que es donde la unidad de cuenta ya está establecida y donde se puede poner una sustitución masiva. 

"Pienso que existe una necesidad de poder atesorar valor y riqueza en el tiempo sin que una tercera parte interfiera en la capacidad que, como individuos, tenemos de decidir lo que queremos atesorar y lo que no, y creo que bitcoin cumple esa función de manera extraordinaria", dice Javier. También comenta que tendremos que convivir y encajar los dos modelos para que funcionen, ya que bitcoin no va a desaparecer y, a nivel regulatorio, hay que tener cuidado de poner barreras a una tecnología como bitcoin.

José Manuel responde a Javier y defiende que no se intenta frenar nada, sino imponer una serie de valores como la protección al consumidor o perseguir el blanqueo de capitales. "En la parte positiva, las criptomonedas tienen un papel muy claro para pagos donde no llega el sistema financiero. Hay casos donde los usos son muy valiosos y tienen recorrido, pero desde un punto de vista generalizado hay varios elementos que generan dudas". 

Consejos para invertir en criptomonedas

Vanessa argumenta que hay que ser conscientes de que las criptomonedas son activos altamente volátiles y no están regularizados. "Es muy importante saber a través de quién vas a invertir, analizar la fiabilidad, dónde están localizados, qué tipo de transacciones hacen, etc.". 

"En ausencia de una norma en vigor, hay que saber que esto es una inversión que se parece mucho a cualquier otra", afirma Alfonso. "Si no entiendes lo que estás haciendo, no lo hagas; si lo entiendes, evalúa tu capacidad de asumir las pérdidas". 

"Hay que ser consciente de los riesgos y el marco del país donde estás invirtiendo", comenta José Manuel. "Tendría en cuenta el patrimonio y el perfil de riesgo que tengo". 

Javier afirma estar de acuerdo con el resto de participantes y añade que cuando empezó a disfrutar de esta tecnología es cuando la utilizó y la pudo experimentar. "La gente se queda porque cuando la utiliza entiende de qué va esto, por la facilidad de enviar dinero y guardar las claves privadas de un activo que custodia directamente". Según Javier, la volatilidad también supone oportunidad y anima a probar la tecnología.