Blockchain. Un Deporte de Equipo

Blockchain. Un Deporte de Equipo

Tiempo estimado de lectura: 6 minutos


Mientras Bitcoin ha despertado un gran interés por su tecnología distribuida, creo que el verdadero potencial a largo plazo de Blockchain estriba es su capacidad de ayudar a las organizaciones a aprovecharse de la inmutabilidad, la procedencia y la realización de transacciones en los procesos, abriéndose una nueva dimensión en lo relativo al uso de un nuevo estilo en las interacciones digitales, para reducir el coste y la complejidad de hacer las cosas. Debemos interiorizar la idea de que Blockchain es un deporte de equipo. Cada organización puede aprovecharse de sus beneficios mediante la participación a través de un ecosistema de múltiples partes.

Son tres las piezas fundamentales a considerar:

1. Es necesario actuar de forma incremental: conscientes del poder transformador de Blockchain, deberemos empezar con un producto mínimo viable (MVP) y un ecosistema mínimo viable (MVE) que nos sirva para andar los primeros pasos.

2. Motivación: debemos de identificar la forma de incentivar a los miembros de la red buscándose un equilibrio entre sus obligaciones y recompensas.

3. Efecto sinergia: el total es mayor que la suma de las partes.

Debemos ser conscientes de que Blockchain no es la panacea. La identificación de los problemas a resolver es el primer paso para éxito de su implementación, así como el priorizar los más relevantes, y evaluar los beneficios derivados de las correcciones. Deberemos identificar los puntos débiles y disponer de una propuesta de valor y solución. Demostrar mediante el necesario ajuste tecnológico, que Blockchain proporciona el beneficio deseado y que existe una tipología de participantes susceptibles de incorporarse a la red y a partir de aquí, además, acreditar la viabilidad de su potencial escalabilidad.

¿Qué tipo de participantes se ajustarían mejor al ecosistema para tener éxito?

¿Necesitamos anclar una o más organizaciones para que nos proporcionen una mayor credibilidad de la industria, recursos financieros, recursos humanos, recursos físicos y recursos intelectuales?

Por las características consustanciales a Blockchain, la seguridad de los datos es superior a la propuesta por el almacenamiento en una base de datos tradicional. Debido a la descentralización y a las redes distribuidas P2P, es extremadamente difícil para un eventual intruso, el acceso y la posterior alteración de los datos a través de la red. Pese a ello, nos encontramos con quienes tienen la capacidad de generar claves de cifrado; conocimiento de la frecuencia con que estas se reemplazan o el acceso mediante el teclado previamente utilizado por un empleado cuando este abandona su puesto de trabajo. Limitar el número de entidades que pueden generar las claves de cifrado, (lo que limita el acceso a las claves) y auditorías constituyen todas las medidas de seguridad que se pueden adoptar para una mayor protección de nuestro Blockchain. Desde un punto de vista jurídico, es importante conocer las ubicaciones de los nodos y el tipo de datos almacenados Blockchain ya que estos factores pueden desencadenar la aplicación de leyes y reglamentos. Desde el punto de vista del cumplimiento y rendimiento, debemos tratar de determinar exhaustivamente qué datos deben incluirse en la cadena y cuáles deben ser almacenados fuera de la cadena.

Y existe otro tema de vital importancia cual es de la gobernabilidad. La gobernabilidad es un factor crucial en el éxito de la solución, su ecosistema y modelo de negocio. Recordemos que el espíritu del Blockchain responde a un trabajo en equipo con lo que es importante tener el feedback que, sobre la gobernabilidad, tienen los participantes de la red. De esta manera podremos adaptarnos de forma óptima a los diferentes marcos normativos de las distintas industrias, geografías y roles. Es importante realizar un diseño de gobierno de manera flexible dado, que evolucione con el tiempo a medida que la red crezca y madure y que responda eficazmente al surgimiento de problemas inesperados. Pensemos que la elección de la tecnología es fundamental para el modelo de gobierno debido a que la mayoría de los protocolos Blockchain disponibles tiene dueño y son mantenido por un grupo distribuido de desarrolladores. Ellos pueden (o no pueden) pertenecer a la misma organización, tener incentivos similares o incluso objetivos para la creación y actualización de la tecnología. El gobierno debe asegurar que los mecanismos adecuados estén en su lugar para que las innovaciones pueden evolucionar y adaptarse a la a la dinámica del mercado. Esto es particularmente crítico en proyectos de código abierto, donde no hay un único propietario de la tecnología.

Muchas personas y organizaciones (a veces involuntariamente) frenan los cambios positivos en sus negocios debido a su incapacidad para ver cómo las nuevas tecnologías innovadoras pueden revolucionar el futuro. Sin embargo y en mi opinión, las tecnologías emergentes traen nuevas oportunidades y cambian nuestras vidas y la forma en que pensamos y operamos. Es por ello por lo que los que estudiamos e investigamos esta tecnología tenemos la responsabilidad de saber transmitir e inculcar el poder transformador de una tecnología que reduce la burocracia, es contraria a los monopolios, y preconiza una descentralización que ofusca la actual falta de visibilidad, confianza, transparencia, en una economía friccionada, ineficiente e insostenible. Con Blockchain podemos reconstruir la estructura e impulsar la libertad de innovación y autonomía de las redes empresariales participantes, catalizar una mayor inclusión social, eliminar las jerarquías tradicionales y aumentar la rentabilidad de las organizaciones, haciéndolas más eficientes; y crear y ofrecer valor a clientes y socios, inyectando confianza y dinamizando las transacciones empresariales y los modelos de negocio.