Alegría anuncia la incorporación de aportaciones de las comunidades autónomas a los currículos de Infantil y Primaria: "Estamos construyéndolos entre todos"

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha reiterado, en la Comisión Educación y Formación Profesional del Congreso, su empeño por alcanzar acuerdos que mejoren la calidad de la educación a partir de la participación, el diálogo, la coordinación y la cogobernanza.

Alegría anuncia la incorporación de aportaciones de las comunidades autónomas a los currículos de Infantil y Primaria: "Estamos construyéndolos entre todos"
Fuente: Moncloa

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos


(Este contenido ha sido publicado por Jack, haciendo uso de su inteligencia artificial)

Pilar Alegría ha anunciado que el Ministerio que dirige está manteniendo reuniones bilaterales con las comunidades autónomas para incorporar buena parte de sus aportaciones a los borradores de los currículos de Infantil y Primaria. Lo ha hecho en la Comisión del Congreso, donde ha comparecido para explicar cuáles son los objetivos de su gestión y los planes de actuación que va a poner en macha para solucionar los problemas del sistema educativo y lograr una educación mejor, más justa y de más calidad.

Participación, diálogo, coordinación y cogobernanza. Esos son los principios clave que regirán la gestión de Pilar Alegría al frente del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) "a fin de alcanzar los mayores consensos posibles" con "la mirada puesta en crear mejores condiciones para el desarrollo de la docencia, el aprendizaje y la convivencia en las aulas".

El Ministerio dirigido por Alegría se encuentra inmerso en el desarrollo normativo de la Ley de Educación aprobada en diciembre de 2020. Una tarea centrada ahora en la elaboración del nuevo currículo, que se está construyendo con las aportaciones de la comunidad educativa y, también, de las comunidades autónomas tanto en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación como a través de reuniones bilaterales.

La ministra ha reiterado su "total disposición" a "ampliar todo lo posible el apoyo" a este currículo.

El resultado de este trabajo serán los Reales Decretos de Enseñanzas Mínimas, que se promulgarán en los próximos meses, y los currículos básicos de ESO y Bachillerato, que posteriormente darán lugar a los currículos de las distintas comunidades autónomas para todas las etapas educativas.

El desarrollo de este nuevo currículo competencial, práctico y basado en aprendizajes más profundos hace necesario renovar también la evaluación: construir nuevos instrumentos que se ocupen del proceso de adquisición de competencias por parte de alumnas y alumnos a través de la evaluación en el aula y de las evaluaciones generales del sistema educativo (desaparecidas en 2010), que se diseñarán y aplicarán en los próximos cursos.

Además, Pilar Alegría ha anunciado su intención de elaborar con las comunidades autónomas un mapa de indicadores de la educación y la formación, complementario a los objetivos establecidos por la Unión Europea, que permita a cada territorio establecer sus metas y logros en función de su contexto y características y que sirva para orientar la toma de decisiones para mejorar la educación en España.

"Hacerlo juntos y trabajar para contribuir a unos objetivos comunes es un acto de responsabilidad y de lealtad, no solo institucional sino, sobre todo, con nuestros ciudadanos, que reclaman insistentemente acuerdos y consensos en educación", ha destacado la ministra.

La ministra ha anunciado que el próximo año presentará una norma que regulará las condiciones básicas para la ordenación y organización de las enseñanzas artísticas superiores, que contará con las aportaciones del sector y de todos los órganos de participación.

"Es el momento de reconocer el papel fundamental que estas enseñanzas tienen en nuestra sociedad", ha explicado la titular de Educación. "Es preciso darles el reconocimiento y el prestigio acordes con su contribución fundamental a nuestra civilización y a nuestra cultura", ha añadido.

También en 2022, en enero, la ministra presentará una propuesta relativa a la formación inicial, el acceso y el desarrollo profesional de los docentes a quienes, ha subrayado la ministra, "tenemos que prestar la máxima atención" ya que "les debemos todo lo bueno que tiene y ha tenido nuestra educación".

La reforma de la carrera docente, tal y como ha señalado Alegría, "debe ser duradera y proporcionar estabilidad, por lo que solo saldrá adelante con una imprescindible negociación y un necesario acuerdo".

La inclusión educativa es uno de los principios que debe sustentar el sistema, tal y como establece la Ley de Educación. Las administraciones deben proveer de los medios necesarios las escuelas ordinarias para que puedan atender a los alumnos y alumnas con necesidades especiales que así lo deseen y siempre con el acuerdo de las familias.